Se cumplen 20 años del uno de los mejores álbum de pop/rock/indie de nuestro país. La banda granadina encabezada por J y Florent se encontraban en su peor momento. El ‘tropiezo’ que supuso la publicación del álbum ‘Pop’, sumado a los problemas personales de la banda casi provoca la disolución del grupo.

Fue entonces cuando en abril de 1998, resurgen de sus cenizas y deciden irse a Nueva York a componer el disco que marcaría un punto de inflexión en la banda y en el panorama musical español.

Y ahí es donde entra el papel de Eric Jiménez y su incorporación definitiva en la banda. Y es que el batería de Lagartija Nick juega un papel vital en la creación del disco. El trabajo y la pasión que Eric realiza es uno de los pilares básicos del éxito del disco y la sinergia con el resto del grupo es total.

El contenido del disco, relata los esfuerzos de una persona que no sabe cómo actuar tras una ruptura con su pareja; el relato de una persona que se encuentra durante una semana en el motor de un autobús buscando la re-construcción emocional.

El disco comienza con el tema “Segundo premio” , un tema que recuerda la misma rabia y venganza que se muestran también en temas como “Pesadilla en el parque de atracciones”. 

Ese dolor contenido desemboca en el siguiente tema, “Desaparecer” en el que el protagonista intenta evadirse de la situación en la que está viviendo: ‘si te esfuerzas puedes desaparecer’. 

Nuestro protagonista vuelve a viajar al pasado en ‘La playa’ un tema en el que se descubre toda la verdad e intenta sin éxito olvidarse de lo que ha ocurrido:

intentando olvidarme cada día y acordándome el resto de mi vida un verano que fue una pesadilla’. 

A partir de ahí, en “Parte de lo que me debes” y “Un mundo de gente incompleta”, se relata un monólogo interior, un intento de explicarse a sí mismo qué es lo que ha ocurrido.

Con ‘Ciencia ficción’, se hace un llamamiento a todos los ‘socios’, que al igual que él, han sufrido por culpa de otras personas:

porque seremos cientos, por cada uno de los vuestros”.

Desde “Montañas de basura”, “Laboratorio mágico” y “Toxicosmos”, el protagonista cae en un bucle infinito en el que la auto-destrucción le impide pensar con tranquilidad y termina acabando tomando decisiones nada acertadas y acudiendo a sustancias para tratar de evadirse de la realidad.

En Línea 1, (la línea de bus urbano de granada que permitía acudir a visitar puestos de droga), el protagonista es conocedor que debe cambiar sus hábitos para salir adelante :

y recuperar mis discos y unas cosas que he perdido’

Pero hay motivos para la esperanza, y la catarsis que provoca ‘La copa de Europa’, tema con el que termina el álbum, así nos lo confirma. Un himno generacional y épico.

Con la copa de europa se cierra el círculo y hace que todos los sentimientos que provocan ser el segundo premio, se desvanezcan y al igual que el personaje del álbum, el grupo resucitó haciendo un trabajo que después de 20 años todavía nos ha marcado.

Esta semana el grupo en su cuenta oficial de Instagram publicaba lo siguiente:

Así que posiblemente haya novedades próximamente.